Mascotas en el mundo de hoy

Cat 242945 960 720

Publicado el: 12/02/2016

¿Cómo Evitar la Agresividad en nuestro Gato? ¡La Enseñanza Empieza desde Pequeño!

Muchas veces sea cachorro o no, nuestras mascotas son agresivas con las personas de la casa o las no indicadas, ¿qué hacer cuando nuestro gato se vuelve agresivo?

En el caso de cachorros gatos, muchas veces nos divertimos o se nos hace gracioso ver como se enojan y nos tratan de morder, sin embargo esto hará que crezca junto con ellos su instinto de ataque distorsionado por los juegos violentos o agresivos que tuvieron de cachorros. Por lo que deberemos evitar juegos en los que hagamos rabiar al gato.

Las mascotas como gatos tienen ya por genética un cierto grado de agresividad (los gatos eran los mejores guardias para seguridad de la realeza egipcia) aun con la domesticación que han tenido por años o siglos por el hombre.

Ejemplo: si a nosotros nos hacen crecer enseñándonos a pelear y a discutir para estar tranquilos, ganarnos el respeto o ganarnos la comida, está claro que todo lo que sabremos realizar de principio será pelear, agredir y morder. Todo esto es lo que la mascota está aprendiendo en su crecer.

Cuando nosotros hacemos algo bien y dan acciones o palabras de elogio nos sentimos estupendos. Así las mascotas también necesitan de eso. Es decir, debemos premiar a nuestros gatos cuando están tranquilos, si les acariaciamos y no se enfadan ni intentan morder, etc…

En las mascotas nunca podremos terminarles su instinto agresivo, como algunos seres vivos incluyendo al hombre, aunque si el poder bajar su agresividad y guardarla en el momento que realmente se necesite.

Tenemos reportes de gatos y perros de raza pequeña que han defendido a sus dueños, de perros de razas grandes con trastornos de agresividad; Esto revela que siendo la raza que sea, su instinto de agresividad sale al proteger su territorio o su familia.

El ver que un cachorro esta mordiendo de más, y el poder mostrarle, enseñarle que eso no es bueno, ayudará en gran manera a que nuestra mascota no sea agresiva con nosotros y los más allegados sean amigos y familiares.

Adultos: Para las mascotas adultas puede ser igual, tal vez pasaron por una niñez ruda.

Lo mejor en los dos casos es realizar contacto con un instructor profesional y el que enseñe a nuestra mascota cachorra o adulta a no ser agresiva o a controlar esto, ellos tienen el conocimiento y técnicas precisas para poder regular y terminar con esos tipos de conducta. Sin embargo, los instructores como nuestra mascota necesitan de ayuda y cooperación de sus familiares.

Fuente: gatosygatitos.net